Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como puertas

ENTRADA DESTACADA

EL TORRENTE DE BESOR

Imagen
Las “ Aguas refrescantes y buenas noticias de Victoria ” 1 Samuel 30:9- “Inmediatamente David se puso en camino con los seiscientos hombres que le acompañaban, y llegaron al arroyo de Besor. Allí se quedaron 10-doscientos hombres que estaban muy cansados para cruzar el arroyo, y con los otros cuatrocientos continuó David la persecución “ Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los Amalecitas habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado y prendido fuego a Siclag. Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí desde el menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino  que se los habían llevado al seguir su camino Esta última frase retuvo mi atención “pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino” Los AMALECITAS, son espíritus merodeadores. Merodear : 1-Ir una persona con asiduidad por un lugar para curiosear, o buscar a una persona o a una cosa. 2- rondar por los alrededores de

AÑO 2024, EL DALET DE DIOS

Imagen
  Este año 5784 (Para el pueblo Judío) y 2024 (para nosotros pero al final son los días que   viviremos a partir de), ha sido llamado por los entendidos "Año de Puertas Abiertas" A este punto seguramente ya sabrás lo referente a los números, sobre la  terminación de estas cifras en un cuatro, siendo el cuatro la letra hebrea Dalet, la cual significa Puerta., así que no hablaré de todo ello. Pero ciertamente que esta palabra "Puerta" para los hijos de Dios es demasiado significativa pues Jesucristo es la Puerta.  Por Él y por su Gracia hemos entrado, al reino de Dios, como Él mismo nos lo enseñó. Juan 10:9 - Yo soy la puerta ; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. Lógicamente ¡abiertas para todo aquel que es parte del Reino de Dios! Juan 3:3 -Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. Colosenses 2:13 - Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos h

LAS LLAVES DEL HIJO DE DIOS

Imagen
   ¡¡Las llaves de los Hijos de Dios, son revelaciones del reino de Dios!!! San Juan 10:9 - Yo soy la puerta del reino de Dios: cualquiera que entre por esta puerta, se salvará; podrá salir y entrar, y siempre encontrará alimento Yo soy la Puerta.   Una puerta que faltaba para entrar al Reino de Dios, al Gobierno de Dios, a la comunión con Dios, el Creador. Así también dijo Jesús Yo soy el camino que lleva al Padre ( San Juan 14:6 ) El pecado nos había alejado de Dios. Nacimos en pecado, vivíamos en pecado.  Nos extraviamos y nos perdimos. ¿Cuál era el camino para encontrar a Dios? ¿Las religiones, las buenas obras, las disciplinas espirituales, olvidarnos de ÉL? Estábamos en pecado, perdidos y la oscuridad estaba en nosotros ( Isaías 9:2- El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos) Necesitábamos Luz, necesitábamos un camino hacía la salvación, un camino que nos volviera a Dios, y la posibilidad de entrar

UN FELIPE DE OIDO ABIERTO

Imagen
Hechos 8:26 "Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Un ángel le habló a Felipe y le explica con detalles como llegar al lugar donde debía llegar; un lugar de desierto, es decir por allí no pasaba nadie. Ese ángel venía de parte de Dios, con urgencia, a fin que Felipe estuviera allí donde era necesario. Cuando hay una Urgencia en nuestras vidas, cuando alguien que es conocido por Dios necesita ser asistido con urgencia, Dios enviará sus ángeles a buscar a quién esté dispuesto para llevar una respuesta para esa necesidad: Felipe fue la respuesta para el eunuco. ¡La Omnisciencia de Dios! Dios sabe donde te encuentras, no hay nada ni nadie que pueda esconderte de su vista. Cuando Dios quiere encontrarnos, cuando Dios quiere que te encuentren, sabe como dirigir a sus siervos hacia nosotros; no es necesario nada más que: un clamor, qu

LOS QUE NOS VISITARON