ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

¡NO AFLOJES ANTE LA ADVERSIDAD!

 


Proverbios 24:10

Si fueres flojo en el día del trabajo, tu fuerza será reducida.

  • Si desfalleces en el día de la adversidad, tu fuerza es pequeña.”

Si tu fuerza es pequeña en el día de la adversidad, desfallecerás.

Debemos tratar de que las fuerzas aumenten para no desfallecer en el día de la adversidad. Porque evidentemente y ciertamente la adversidad vendrá.

Dice la palabra que el que construye sobre la Roca, aunque vengan ríos, vengan inundaciones, vengan lluvia pero su casa no caerá.

¿Qué está diciendo? Que aunque construya sobre la Roca, va haber ríos, va haber inundaciones, y habrán lluvias. 

Aunque nosotros hagamos las cosas en obediencia a Dios, esto no impedirá que se levanten adversidades, pero una cosa es estar sobre la arena y otra es estar sobre la roca, una cosa es tener una pequeña fuerza y otra es tener fuerza para cuando venga esa adversidad.

Proverbio 24:10 dice entonces, si desfalleces en el día de la adversidad tu fuerza será pequeña.

¿Quieres ser una cristiana/o fuerte?

Hoy en día casi que no nos interesa tanto ser un cristiano/a fuerte. Queremos cristianos prósperos, queremos ser cristianos destacados, queremos ser un cristiano del Tiktok, queremos ser un cristiano del youtube, pero no queremos ser cristianos fuertes conforme Cristo.

Porque nuestro modelo es ÉL, no nada de lo que está por ahí.

Así que si queremos ser un Cristiano fuerte, el consejo de Dios es que no aflojemos en el día de la adversidad, el  día en que se nos complican las cosas, el día en que esperabamos un día tranquilo y se nos complicó todo desde el inicio.

¡No aflojes ante ninguna situación, que sabes que viene en contra de tus bendiciones, de tus promesas, de tu casa, de tu matrimonio, de tu vida!

Porque si aflojas, si te derrumbas, si lo único que comienzas a hacer es llorar, y luego sigues llorando, y sigues llorando, y no te levantas para tomar Toda la Armadura de Dios y luchar, entonces siempre serás una cristiana, un cristiano débil, sin fuerzas, sin temperamento, sin un Carácter, sin una marca que te define: Igual a Cristo.


Quien se rinde ante un problema, no demuestra fuerza ni carácter.

Si lo que siempre haces es llorar y comenzar a contar tus problemas, a quien venga delante, y aún sabiendo que solo te escucharan y te tendrán lástima pero que no te levantarán para sacarte de detrás de la adversidad, y lo haces igualmente, entonces nunca podrás tener ese Carácter que destaca a los fuertes en Cristo Jesús.


¿Qué cosas reducen tus fuerzas?

Las adversidades, lo que se levanta para oponerse a nuestro paso, no nos deben asustar, una vez que las analizamos, en Dios hallaremos las fuerzas y la sabiduría, para resistirlas, vencerlas y pasar sobre ellas logrando mayor fuerza en las adversidades, mayor sabiduría en las dificultades, y mayor confianza en Dios (no en nosotros, en Dios)

Porque de Dios viene la Fuerza y el Poder, verdadera, la que no es apariencia, no es hueca, no es una sino que se va multiplicando.

Las fuerzas se reducen, no, por no comer nutrientes, no por que la contextura física es débil, no es por nuestro género o sexo, no por nuestra edad, no por la capacidad intelectual o económica, sino por la falta de fuerza espiritual.


La fuerza espiritual es el tesoro que guardan los hombres y mujeres que perseveraron ante la mayores adversidades de su vida.


Miremos a una mujer como Noemí. Rut 1

Miremos a David.

Ese jovencito de 17 años parecía un adolescente sin ninguna defensa, ni fuerzas ni instrucción bélica, nada.

Sin embargo David vencía las Adversidades con el Nombre de Jesús, con la Sabiduría que le pedía a Dios y la confianza en su Palabra, todo esto formaba o alimentaba o sustentaba su fuerza espiritual ante las adversidades.

1 Samuel 17:45 al 50

¿Fue con sus fuerzas que venció a Goliat? No.

Sino que él no miraba lo que Saúl y toda aquella cantidad de hombres miraba (al adversario, a la adversidad, a lo que se le oponía por 40 días) ´

Él dijo: -”Yo no me rendiré ante esto, porque hubieron días donde leones y osos se me presentaron, pero en las Fuerzas de Dios yo los vencí. “ (parafraseando ¿no?)

Así que David con las fuerzas de Dios, con la sabiduría también de Dios, y su confianza puesta en su Nombre ¡ nunca Aflojó!

Sus fuerzas venían de Dios, que cuando pasó por las adversidades no lo quitó de allí, ni las quitó de sus jornadas, sino que lo dejó y se las dejó delante, para que su carácter se moldeara y se afirmara en Dios.

El resultado fue lo que atesoró, Fuerzas Asombrosas.

  • David era firme e incansable sobre cualquier tipo de adversidad, ante las cuales otros cedían, Él las vencía, y superaba.

Eclesiastés 9:15-16

15-pero en ella se hallaba un hombre pobre y sabio; y él con su sabiduría libró la ciudad; sin embargo, nadie se acordó de aquel hombre pobre.

16- Entonces dije: “Mejor es la sabiduría que la fuerza, aunque el conocimiento del pobre sea menospreciado y sus palabras no sean escuchadas”

Has visto esto? Mejor es la Sabiduría que la fuerza. La fuerza humana. La resistencia carnal, sin fe, sin poder de Dios.


  • Así que no dejes que el problema, que las contrariedades, te quiten tus fuerzas ya ganadas en Dios, si hubieron leones y osos en tu vida, y estás aquí, habrá Goliat pero si no desmayas, tus fuerzas serán mayores.


  • Porque tus fuerzas residen en tu Carácter, carácter y fuerzas se mueven juntos.

Las fuerzas residen en tener Sabiduría de Dios, en ese día de adversidad, en ese día de enfrentamiento y de perseverancia.


Sin sabiduría tus fuerzas, y las mías nos embrutecerán.

  • Los brutos pueden tener fuerzas pero siempre son vencidos por la sabiduría.

  • Y sin Confianza en Dios tus fuerzas también se reducirán.


Mira a Sansón. Las fuerzas de Sansón provenían de Dios.

El encontraba muchas adversidades porque los filisteos se pronunciaron como sus enemigos, pero mientras él confiaba en Dios, y guardaba esa confianza con su consagración a Él, siempre vencía toda oposición, con las Fuerzas de Dios.

  • Hasta que dejó su consagración, se debilitó su comunión con Dios y perdió toda su fuerza.

Nuestras fuerzas no serán reducidas si

- perseveramos ante el problema,

- confiamos en Dios,

- tenemos carácter (templanza),

- Su sabiduría y

- vivimos en comunión con ÉL. y

- mantenemos nuestra consagración.


Efesios 6:10- al 18

Fortaleceros en el Señor y en el Poder de su Fuerza.

¿Cómo?

Versículo 11- 13 al 18.

Oremos:

Señor es verdad que andamos sin fuerzas espirituales, y que a pesar de hacerlo con nuestras fuerzas físicas y mentales, nos sentimos desfallecer, los problemas nos agobian, las complicaciones nos detienen pero admitimos que hemos descuidado nuestra consagración a ti, no hemos sido fieles contigo, no cuidamos nuestra comunión, nos faltó pedir a ti sabiduría, y la confianza en ti no nos bastó, hemos sido reducido en fuerzas, y hoy estamos desalentados y rodeados de adversidades, pero venimos a ti, ayudanos Señor, nos volvemos a consagrar, y darte lo que habiéndote dado te quitamos, queremos volver a la comunión contigo, nos confesamos ante ti, y te pedimos perdonanos Señor y vuélvete a nosotros con el Poder de tu Fuerza, y fortalécenos Señor, espiritualmente. Gracias Padre, lo recibimos en el Nombre de Jesús. Amén.

Dios te Bendiga

Pastora Sara Olguín

Comentarios

  1. Gracias Pastora Sara, una palabra que da fuerzas, necesaria, y oportuna.

    Necesitamon de las fuenzas de Dios

    ResponderEliminar
  2. Alleluia!!! Doy gracias a Dios por su Palabra que nos llena de su fuerza y nos guia a toda verdad
    Ruego al Padre que persevere ante el problema
    que confie en Dios
    que tenga caracter
    su sabiduria y viva en comunion con El y mantenga mi consagracion
    lo ruego para mi y toda mi casa y todos mis hermanos en El nombre de Jesus Cristo
    Dios te bendiga Pastora Sara ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida hermana Lorena, Dios te lo conceda y aún más!!!! Gracias por tus bellos comentarios!!!🙌☝️❤️

      Eliminar
  3. GLORIA A DIOS PASTORA SARA SOY SILVIA DE SANTA FE ARGENTINA ME GUSTARIA CONECTARME CON USTED
    SON LAS 3:45' DE LA MAÑANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amen hermana Silvia! Que alegría! Tan temprano, seguramente despertada por Dios! Gracias por comentar, ya me pongo en contacto contigo! PAz de Jesús!,🙌☝️❤️

      Eliminar

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

EL AROMA DE DIOS

LOS QUE NOS VISITARON