ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

NO TE TARDES, VEN ANTES DEL INVIERNO.

 

¡Ven antes del invierno! ¡No te tardes!   

Después del invierno vendrán las flores del campo que volverán a hermosear la vista de los paisajes, las lluvias cesarán y vendrán las ganas de cantar, aún las tórtolas se arrullaran.

Pero hay que llegar a ese tiempo de la canción, y para eso Hay que prepararse para el invierno.

Hay cosas que deberemos hacer, sin retraso, antes del invierno.

Tanto sea para el invierno natural como para el invierno espiritual.

2 Timoteo 4: 6- 9 - 13 y 21

El Apóstol Pablo estaba por vivir un invierno en lo natural, pero él sabía que también llegaba el invierno para su vida y aunque era un hombre de Fe, y sabía que Dios nunca le había dejado sin abrigo ni alimento, tomó previsión y mandó a llamar a Timoteo, su hijo en la Fe para que le trajera su capote y sus libros, pero también para que venga a verlo a ÉL, antes del invierno.

Eran importantes esas cosas, necesarias, pero había una urgencia detrás de este llamado, que venía del corazón de Pablo, y era de ver a Timoteo.


Y Timoteo debía notarlo, que no era tan necesario como sí de urgente el llamado de Pablo, que aunque se parecía a otros llamados que le hizo, este tenía una connotación más profunda.


No era solo reunir su capote dejado en Troas, ( y es que realmente era muy difícil ir hacia Troas por un capote que podía comprar o conseguir Timoteo desde donde estaba que desviarse a Troas) ¿Qué significado tenía esto? ¿Por qué quería el Apóstol Pablo que su venida se hiciera tan engorrosa yendo a buscar ese capote? ¿Es que no había alguien cerca que le diera uno prestado? ¿Y los libros, especialmente los pergaminos ? ¿Si una persona sabe que esta pronta a partir, para que quiere juntar sus pertenencias? ¿Sería para dejárselos a Timoteo, como una herencia de un padre a un hijo, como toda la riqueza atesorada aquí en la tierra, o sería como una excusa para hacerlo venir desde lejos?

En el desarrollo de la epístola Pablo escribe su mensaje más directo a Timoteo

Versículo 2:

El Apóstol le encarece que cumpla a pesar de todo lo que estaba por venir, con su ministerio.

Que predicará con paciencia y doctrina, soportando las aflicciones que le causaría este tiempo que se avecinaba (3 y 4) y en el versículo 6, le hace saber, como a vuelo de pájaro, que él iba a ser sacrificado prontamente.

versículo 9: vuelve a pedirle "Procura venir pronto a verme”


Pablo, le estaba diciendo que quería como su último deseo: ver a su hijo espiritual y amado.

No quería ponerlo bajo la presión o los sentimientos sino que creo, tímidamente como para que naciera de Timoteo ese apuro, se apurara en ir a verlo.


Versículo 21: Vuelve a decirle dándole ya un tiempo determinado, procura venir “antes del invierno”

Antes del invierno se pueden hacer muchas cosas, pero cuando llega, ya tenemos los movimientos limitados.

Las lluvias, las tormentas, el frio, y tantas inclemencias climáticas más, detienen el transporte, y en aquel tiempo el transporte era por mar, y el invierno impedía que cualquiera pudiera trasladarse con libertad.

Así que creo que Timoteo no se dio cuenta de las entrelineas que tenía esta última carta desde la cárcel

Pablo escribe a Timoteo la última carta que escribiría antes de su muerte, en esa su última estación que antecedía al invierno.

Pablo escribió desde un confinamiento solitario, en una celda de la prisión famosa de Roma Mamertina durante su "segundo" encarcelamiento (2 Tim. 1:8).

La única entrada a su celda era a través de un agujero en el techo que fue de 6,5 metros de altura. La mayoría de los eruditos creen que Pablo fue absuelto en un "primer" juicio. Que tras su liberación, regresó a Grecia y Asia Menor, y más tarde fue arrestado de nuevo, de vuelta a Roma, y decapitado.

Pablo sabía que él entraría en un invierno diferente a todos, pues estaba avisado que sería sacrificado, pero anhelaba tanto ver por última vez a su Hijo Timoteo, por lo que sin querer manifestar ese sentimiento, le infiere que debía apresurarse, que debía venir ANTES, no durante, ni menos después de ese invierno que vendría.


Timoteo era un hijo obediente, pero esta vez obró conforme su prudencia, y se tardó.

Se detuvo demasiado en las cosas que creyó más urgentes y necesarias que ese llamado de su padre espiritual..

Pablo le dice: Procura (es decir, que trate de hacer todo lo necesario y a su alcance para llegar a verlo) pronto (rápido, urgentemente) a verme ( estar cara a cara)


Si nosotros leemos las cartas de Pablo veremos que nunca pedía que sus discípulos se movieran con el solo fin de verlo a él, siempre había un para qué en bien de la Obra de Dios, él les enseñó que vivan atentos a Cristo, que lo vieran siempre a Jesús, que sean diligentes a él en el servicio, rápidos en hacer la obra.


Pablo le pidió esta vez, por primera vez que fuese “antes del invierno "para verlo a él.

Le estaba diciendo, antes de que ya no puedas moverte hasta aquí y yo parta sin verte, antes de que yo ya no esté en este mundo.

Timoteo como siempre obedeció, pero llegó tarde. No logro ver a Pablo y Pablo no pudo ver por última vez a su amado hijo en la fe.


A veces los hijos nos fallan, y a veces como hijos fallamos.

A veces Dios nos envía y no llegamos a tiempo, porque nos detenemos por cosas que nos son innecesarias, o por cosas que no son urgentes o por cosas que podemos hacer más adelante.

A veces Dios no puede enviarnos porque no entendemos la premura en el servicio.

  • Son importante aquellos a los cuales servimos por amor a Dios pero también son importantes los que nos sirven por amor a Dios.


Todos tenemos necesidades, y todos tenemos que estar dispuestos a ayudarnos en lo que respecta a la Obra.


Así que nos habla hoy la palabra, de ser atentos a los mensajes que recibimos primeramente de parte de Dios, las encomiendas, los encargos que Dios nos da, que tienen fecha de caducidad en este mundo.

  • De tomar en serio lo que nos pide el Señor a través de su palabra no dejando para mañana lo que debemos hacer hoy.


Justamente porque hay un tiempo para cada uno en esta tierra, y lo que tu postergas hoy de hacer por alguien que no tiene la salvación, puede ser la última visitación de Dios para esa persona.


Y nos habla también de que hay inviernos, que Dios nos avisa que debemos tomar en cuenta, deben venir y debemos pasar por ellos, pero si entendemos como Dios nos habla debemos prepararnos, en oración, estudio de la palabra, comunión y congregarnos, estar juntos a otros cristianos, saber quienes son, pasar tiempo juntos como iglesia, a fin de que los que están pasando por inviernos en sus vidas puedan recibir el refrigerio del perdón de Dios, de su sanidad, de su liberación.


No podemos estar siempre pensando en lo nuestro y no mirar a lo que está a nuestro alcance para hace a fin de que otros puedan llegar a ser salvos, y comenzar su vida espiritual en la Casa de Dios.


Nos habla de que hay cosas que no son verdaderamente urgentes, ni necesarias ni importantes como lo es el buscar de continuo el rostro de Dios, el procurar verlo cara a cara.


¿Cómo está tu vida ? ¿Esta fría y solitaria como en un invierno?


Dios te va a levantar por encima de tu peor invierno, por encima de tus peores circunstancias y hará que florezcas.

No esperes explicaciones, porque muchas veces no las hay.


Nosotros no nos movemos por cómo nos sentimos, nos movemos por la revelación de la palabra de Dios de que estamos seguros que floreceremos por encima de los problemas.


No importa lo que esté sucediendo en el mundo, ¡que las malas noticias no te detengan!

¡No importa que se oiga que este será el Peor Invierno!

Lo que le importa a Dios es que tu te prepares, para este invierno, y si ya estás en un Invierno, que te calientes con su palabra, con la revelación que ya tienes de él, con su fidelidad.

Que el invierno que puedas estar viviendo no te detenga, en lo que Dios te pidió que hagas para él.


Dios te bendiga! 

Pastora Sara Olguín.

Comentarios

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

EL AROMA DE DIOS

LOS QUE NOS VISITARON