ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

¿QUÉ ES LA PASCUA?

 1 Corintios 5:8                                       


 "Por tanto, celebremos la fiesta no con la levadura vieja, ni con la levadura de malicia y maldad, sino con panes sin levadura de sinceridad y de verdad."


Cristo, es nuestra Pascua. ¿Qué significa esto?

Estoy segura que esto es muy difícil de entender por aquellos que nunca han sido instruidos en la Verdad de los  Evangelios, por eso no profundizaré, solo trataré de introducir a quien con un corazón sincero, está buscando la Verdad, está buscando a Dios.

San Juan 3:16  nos dice "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna" 
San Juan 1: 29 " El día siguiente vio Juan (el bautista) a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo." 

¿Veamos que significa la palabra Pascua?

En hebreo esta palabra se dice Pesaj y significa "saltar" o "pasar por alto" 

En Éxodo 12: 1, Dios Jehová ,ordenó a Moisés que preparara a su pueblo para salir de la esclavitud de Egipto a la libertad, dándole una serie de pasos a seguir por todos aquellos que creyeran, obedecieran y los hicieran.
Los mismos consistían en preparar un cordero para comer, y lo debían comer con hierbas amargas completamente,  ( versículo 11)  cada uno en sus casas y con su familias, si la familia era pequeña y el cordero fuera mucho para comerlo solos, lo deberían compartir con su vecino inmediato (versículo 4). 
Otra de las instrucciones era aplicar la sangre del cordero a los dinteles de las puertas de sus casas, porque aquella noche, pasaría el ángel de la muerte, y cuando Él pasara, allí donde  viera la sangre, ésta le sería por señal, para que aquella casa no fuera tocada por la muerte (versículo 11 y 12) Esta fue y es hasta hoy para los judíos : La Pascua, cuando Dios pasó por alto sus casas al ver la señal de la sangre sobre sus puertas y la muerte no los tocó. 
Ellos recuerdan a través de la Pascua, el día de su liberación: comiendo hierbas amargas, y pan sin levadura.

Hoy la palabra Pascua tiene igual significado para nosotros, los que creemos en Jesucristo como el Cordero de Dios que quitó nuestros pecados, al ser inmolado en la Cruz, por nosotros.

Su sangre es la señal que ve nuestro Dios y Padre, para no tomar en cuenta nuestros pecados, y redimirnos a través de la misma, no contándonos para ser llevados a la Muerte Eterna, sino a la Vida Eterna en Cristo Jesús.

Cristo es nuestra Pascua, es Nuestro Cordero dado por el mismo Dios, a fin de que al comerlo, y al aplicar su sangre  (la celebración de la santa cena conforme a las Escrituras, en 1 Corintios 11: 23, Mateo 26: 26 al 29) seamos "pasados por alto" y salvados de la muerte eterna.

La Pascua es la celebración de la muerte a la vida de nuestro Señor Jesucristo, pero también es la celebración de nuestro paso de  "Muerte a Vida en Cristo Jesús". 


Jesús dijo en su palabra San Juan 5: 24 " En verdad, en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida."

Así como los que creyeron a lo que Moisés les había instruido de parte de Dios, fueron salvados, al ver la sangre como señal en sus puertas, por la fe; así hoy todos los que por la fe, obedecen a la palabra y creen en aquel que es el Cordero de Dios y en el poder de su sangre, vertida en la Cruz, para redención de sus pecados, Cristo es su Pascua, pues son pasados por alto, y libertados de la muerte eterna.

¿Cómo se celebra la Pascua?

 En el Paganismo, el paso del invierno a la primavera se celebraba adornando, ( y también como representación de sus dioses de fertilidad y resurrección) con huevos  pintados de distintos colores, así como comiendo conejo, pues era el animalito, primero en salir, cuando comenzaba esta nueva estación, pero quiero que notes que para el pueblo de Dios, ellos debían recordar para siempre su liberación de Egipto comiendo cordero con hierbas amargas, para nosotros que nuestra pascua es Cristo, dice en

 1 corintios 5:8 " Por tanto, celebremos la fiesta no con la levadura vieja, ni con la levadura de malicia y maldad, sino con panes sin levadura de sinceridad y de verdad." 

 La celebramos comiendo: "panes sin levadura de sinceridad y de verdad"  Y esto es: valorando, meditando, agradeciendo y gozándonos en esta salvación tan grande que Dios el Padre, nos dio  "en Cristo, nuestra Pascua".

No debemos mezclar en nuestros corazones la Verdad con la tradición y la cultura de los hombres.
La Verdad se come con nueva levadura, sin engaños, sin religiosidad, con sinceridad y un verdadero arrepentimiento frente a Dios, al aceptar a su Hijo como nuestra Pascua, por quién Dios  "paso por alto, nuestros pecados " y nos dio en su Justicia, la Vida Eterna.

No permitas que todo lo llamativo del mundo, sus festejos  y coloridos te borren esta Verdad de tu corazón y dejes de transmitirla a los tuyos.

Disfruta junto a tus niños de chocolates, y junto a tu familia de estos días no laborables, pero llévalos a entender y aceptar, meditar y agradecer el tan Grande Amor de Dios de haber enviado al Cordero de Dios, para que sea nuestra alimento, nuestro sustento, nuestro nutriente espiritual, en la huida de la muerte a la Vida Eterna.

Dios te bendiga!
Pastora Sara Olguín.

Comentarios

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

EL AROMA DE DIOS

LOS QUE NOS VISITARON