Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2022

ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

¡ VALE LA PENA!

Imagen
1 Crónicas 11: 2 a            " También antes de ahora, mientras Saúl reinaba, tú eras quién sacaba a la guerra a Israel, y lo volvía a traer..." Saúl representaba un gobierno confuso, vacilante, aún estando el profeta Samuel a su lado, Saúl caminaba en desacuerdo con Dios.  Así que Saúl representa todo aquello que habla como Dios pero no actúa como Dios. Ese gobierno, esa influencia negativa no influyó sobre David. David sabía que lo correcto era animar al ejército de Dios en las batallas, esa era su misión o su propósito dentro del palacio del rey; no permitía que perdieran la motivación y el porqué vivir.   David sabía que debía salir con ellos a la guerra pero que no debía perder a ninguno; que salía para regresar con todos, y no para extraviarlos, murieran o que se perdieran. ¿Pero cómo podía ser de esta manera David, como podía reaccionar así? David amó al ejército de Israel,  tanto como amó las ovejas de su padre. ¿Pero cómo pudo amar David las ovejas de su padre,

LOS QUE NOS VISITARON