Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2021

ENTRADA DESTACADA

EL TORRENTE DE BESOR

Imagen
Las “ Aguas refrescantes y buenas noticias de Victoria ” 1 Samuel 30:9- “Inmediatamente David se puso en camino con los seiscientos hombres que le acompañaban, y llegaron al arroyo de Besor. Allí se quedaron 10-doscientos hombres que estaban muy cansados para cruzar el arroyo, y con los otros cuatrocientos continuó David la persecución “ Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los Amalecitas habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado y prendido fuego a Siclag. Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí desde el menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino  que se los habían llevado al seguir su camino Esta última frase retuvo mi atención “pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino” Los AMALECITAS, son espíritus merodeadores. Merodear : 1-Ir una persona con asiduidad por un lugar para curiosear, o buscar a una persona o a una cosa. 2- rondar por los alrededores de

LOS MUROS QUE DIOS LEVANTA EN TI

Imagen
  Nehemías fue tocado en su corazón por la condición de los que no fueron desterrados de Jerusalén , es decir por el remanente y por la muralla, y las puertas destruidas por el  fuego. Él sí, había sido uno de los que salieron desterrados a Babilonia, y ahora como copero del Rey Artajerjes estando en la ciudadela de Susa. Nehemías 1:3-4  3-Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego. 4- Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos. Versículo 4: dice que cuando Nehemías oyó esas palabras lo primero que le ocurrió es que ¡se sentó a llorar! Lo primero que sentimos ante malas noticias es llorar. Cuando algo que  no esperábamos nos sorprende, las emociones se nos descontrolan, y a  muchos nos brota el llanto, como a Nehemías. Con esto digo que, no es pecado llorar, no es una muestra

LOS QUE NOS VISITARON