ENTRADA DESTACADA

EL TORRENTE DE BESOR

Imagen
Las “ Aguas refrescantes y buenas noticias de Victoria ” 1 Samuel 30:9- “Inmediatamente David se puso en camino con los seiscientos hombres que le acompañaban, y llegaron al arroyo de Besor. Allí se quedaron 10-doscientos hombres que estaban muy cansados para cruzar el arroyo, y con los otros cuatrocientos continuó David la persecución “ Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los Amalecitas habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado y prendido fuego a Siclag. Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí desde el menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino  que se los habían llevado al seguir su camino Esta última frase retuvo mi atención “pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino” Los AMALECITAS, son espíritus merodeadores. Merodear : 1-Ir una persona con asiduidad por un lugar para curiosear, o buscar a una persona o a una cosa. 2- rondar por los alrededores de

TIEMPO DE PERMANECER EN LA VOLUNTAD DE DIOS!








¿Cómo debemos movernos en el Tiempo de Dios y dónde él nos dejó?
Ese lugar, se llame como se llame y estén los que estén, es la Voluntad de Dios, es dónde deberemos vivir, movernos y hacer hasta que Dios nos venga a buscar para llevarnos hacía otro lugar de su voluntad.
Allí estaremos por un Tiempo que puede coincidir o no, con el de otro u otros.
Podemos estar dentro de una familia, con nuestros familiares y ellos estar dentro de un tiempo y nosotros en otro; ellos tener toda la libertad de entrar y salir de muchos lugares y nosotros solo de permanecer en Uno.

Ese lugar se puede llamar de muchas maneras, puede ser mi lugar de trabajo, mi desierto, mi ciudad, etc, pero para mi es el lugar de su voluntad.

Ahora ¿esto puede ser un castigo? ¿Quedarme ahí? 
Aunque a veces para algunos lo fue, como en el caso que narraré luego, si yo estoy dentro de la voluntad de Dios para mí no lo será.
Sucedió en 1 reyes 2:36-38 que Simei es castigado al encierro por Salomón.

En 2 Samuel 16: 5-13 vemos qué había hecho Simei con el rey David, cuando éste huía de su hijo Absalón, como le había lanzado piedras maldiciéndolo.
 Por esta causa, cuando el rey Salomón afirma su reino lo sentenció a quedar recluso en su casa en Jerusalén y no salir de sus límites hacía ningún lado ni por ninguna razón, pasados tres años y debido a unos siervos que se le habían escapado a Simei, éste olvidándose del juramente que había hecho delante del rey de obedecer la reclusión, salió y pago con su vida así como había quedado declarado.
Así podemos ver que en algunos casos, el Señor disciplina a sus hijos dejándolos en un lugar, por ciertos tipos de desobediencias, nos determina un lugar, nos limita.
Yo debo entender que estoy disciplinada. La disciplina es formación.
Otras veces nos pone en un lugar para trabajar con nosotros, como en el 
caso del rey David, éste fue llevado por Dios al desierto y dejado ahí para su formación ( no a una Universidad Teológica)

Te invito a ir a  San Juan 7: 1-9  y veamos que:

En el versículo 1 Jesús sabía donde se podía mover, y dónde no podía ir.
El andaba por Galilea pero no en Judea, porque allí estaban quienes lo querían matar.
Aunque Jesús sabía que no podrían matarlo porque no había llegado su hora y el Padre no lo permitiría, aún así Jesús no se movía tentando, desafiando, o desobedeciendo la voluntad de Dios. 
La presencia de esa amenaza le marcaba que allí no debía andar, sea quién él fuese.
Así debemos nosotros conducirnos, pues a veces no son asesinos de la carne pero sí de nuestro espíritu, de nuestra comunión con Dios, llevándonos a profanar lo santo de Dios en nosotros.

Siguiendo con el versículo 2 se destaca el tiempo: estaba cerca la Fiesta de las enramadas. Deuteronomio 16:13-15 Todavía estaban en la fiesta de las cosechas, no había llegado, estaba acercándose la Fiesta de las enramadas, la que  abría una nueva temporada, la temporada de la Alegría, del Gozo.
Esclesiastés 3 Nos enseña que hay un tiempo para todo, no un horario.
Los horarios son para nosotros, pero en Dios hay tiempos, temporadas, y ciclos.
Esclesiastés 3:4 “Un tiempo para llorar, y un tiempo para alegrarnos, reír, gozar.”

Versículo 3- Así que sus hermanos, guiados por este tiempo humano, le dicen: Debes (obligatoriamente, es necesario) que vayas a Judea, donde según el Tiempo de Dios no le estaba permitido.
¿Cuál era la señal?
Los asesinos que lo buscaban.
¿Cuál sería para nosotros una señal? Por ejemplo el pecado que nos asedia, los burladores que nos escarnecen, las tentaciones, etc. Sin el permiso de Dios de movernos del lugar, sea grande o pequeño, sea natural o espiritual, sería cómo entregar al enemigo la ocasión de matarnos, o hacernos desviar de la voluntad de Dios.
  • Cuando el hombre está en el tiempo cronos, no discierne el lugar de muerte, el lugar que lo aleja de la voluntad de Dios.
¡Ellos pretendían saber qué debía hacer y dónde debía ir Jesús.!
  • Muchos que nos rodean a veces sin querer hacernos mal y otros intencionalmente para dañarnos, para llevarnos fuera de la voluntad de Dios, tratan de inducirnos, con apariencia de inteligencia y conocimiento a dejar el lugar de la Voluntad de Dios e ir hacía el lugar donde podríamos ser muertos, ¡pongamos atención en ello!
  • La piadosa excusa de sus consejos, aparentemente interesados en su Obra, era: - ¡A fin de que los que creen en ti, tus seguidores, vean que tus Obras son Grandes!!
¡Porque según los criterios humanos cuando uno quiere ser conocido por todos hace todo abiertamente!

- Es que la incredulidad de ellos hacia Jesús les impedía ver quién era Jesús y porqué Jesús se movía de tal manera, ellos no entendían porqué si él hacía tan grandes obras y lo seguían, andaba como un fugitivo, escondiéndose y tratando de que sus milagros pasen inadvertidos.
-Ellos pensaban que Jesús fingía una falsa humildad, y que en realidad buscaba la fama, que todos los hombres buscan: ¡Ser conocidos por todo el mundo!
-Para los hermanos de Jesús era el mejor momento de darse a conocer, pues era una fiesta dónde estaría Todo el Mundo!

  • Así muchos consideran los mejores momentos cuando para Dios no lo son.
La presencia de muchos judíos a causa de la Fiesta de las Semanas (Pentecostés, Hechos 2:1) en Jerusalén, fue el “tiempo de Dios” para dar a luz a la Iglesia con el derramamiento del Espíritu Santo, más de 3000 personas se unieron a Cristo en un día.
  • Ese fue el Tiempo perfecto para Dios, pero sus apóstoles debieron esperar sin moverse de Jerusalén durante el tiempo asignado. La obediencia los introdujo en la Nueva Era de la Iglesia de Dios! ¡Aleluya!

Tu obediencia, aunque muchos vengan con aparente lógica y sabiduría para moverte hacía dónde no te está permitido ir o para sacarte del Tiempo de Dios sobre tu vida, te introducirá a un Nuevo Tiempo de Gozo en una Nueva Voluntad de Dios!

Jesús les responde: - ¡todavía no ha llegado mi hora!
Tal vez influenciados por su madre, María (San Juan 2:4 ) ellos la imitaron tratando de decirle lo qué hacer.

    Nadie que no esté en el mismo Espíritu y discerniendo maduramente el tiempo en el cual estamos puede aconsejarnos, o decirnos a dónde ir o que hacer, más que él Espíritu de Dios, a él debemos oír, estar atentos a su consejo, por eso el Padre mismo nos habla por su Palabra, y en su Palabra.

En el versículo 6- Jesús les respondió que ellos sí podían ir a la Fiesta en Judea, pues para ellos no había impedimentos (estaban en su tiempo y lugar ) pero que él no subiría, pues  era a él a quien no recibían bien ya que su vida, marcaba la mala conducta de ellos.
Jesús no solo estaba dentro del tiempo conociendo los lugares dónde le estaba permitido por el Espíritu ir, sino que también sabía lo que debía hacer, él hacía ver lo que era incorrecto de lo aparentemente, correcto.

Él vino a enderezar las sendas torcidas y a establecer un camino perfecto. Pues la voluntad de Dios es Justa, recta y perfecta.
La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, si estamos en el tiempo de Dios dentro de la misma, nada te será para muerte, nada podrá hacerte desistir, o abatir.
Nadie podrá confrontar la Verdad en ti, nadie podrá impedir que la Gloria de Dios se manifieste como se manifestó al tiempo preciso sobre el Señor Jesús.
En el versículo 8 Jesús dice resueltamente: -Vayan ustedes pero yo no iré.
Esa debe ser nuestra actitud cuando sabemos que es lo que Dios quiere de nosotros y dónde nos quiere en su debido tiempo.

Te dejó una gran pregunta para que la puedas responder junto a su Santo Espíritu
¿Estás en el lugar correcto, dónde Dios volverá a buscarte para ser él mismo, quien te lleve hacia otra nueva temporada, y tal vez en otro lugar?

Dios te bendiga!
Pastora Sara Olguín.

Comentarios

  1. Sierva de Dios, gracias por escribir esta palabra, para mí es una palabra precisa y justa, entiendo que es una palabra de sabiduría que me instruye a entender y ser sabio en los tiempos, muchas gracias porque me hace entender, me hace examinar acerca de donde estoy para tener "temor de Dios" y esperar en la voluntad de Dios entendiendo sus señales. Que Dios te añada más Pastora Sara Olguín.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

EL AROMA DE DIOS

LOS QUE NOS VISITARON