Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2018

ENTRADA DESTACADA

CUANDO QUEDEN MIS RECUERDOS

Imagen
Llegará un momento, un día en que ya nuestras fuerzas habrán alcanzado su máximo. En que nuestros ojos ya habrán visto lo suficiente, y estarán agotados. Nuestra voz será tenue y débil. Nuestros pasos disminuirán y pasaremos nuestros días en quietud, en reposo; solo nuestra mente será la que se mueva, tantas veces irá más rápido que nuestra voluntad, de querer andar, tocar y decir.  ¿Hemos pensado alguna vez en esto?  Que cuando todo en nosotros haya perdido su vigor, nuestra mente aún conservará nuestros recuerdos.  ¿Qué son nuestros recuerdos?  Toda nuestras vivencias, todo lo que hemos vivido junto a todos aquello que se relacionaron con nosotros, que dejaron marcas buenas o malas, con quienes hemos hecho la mitad de cosas en nuestras vidas, recuerdos que serán agrios, dulces, fuertes, débiles, de alegría o de gran tristeza.  Muchas veces me quedé observando a los ancianos.  Y a veces veía a algunos de ellos, con sus miradas idas, y de sus ojos salían lágrimas.  Yo pen

RETÉN LO QUE TIENES.

Imagen
Hoy tuve un sueño, pero en realidad no era tanto un sueño, sino que fue una lucha. Una lucha de cara al enemigo. Este era un demonio que venía con la misión de obligarme a entregarle mi Territorio, mi Jurisdicción, aquello que Dios me encomendó de guardar. Me hacía recordar en mis sueños del estado en que estaba, y que no valía la pena pelear por ello; por la fuerza me lo quería quitar; quitar l a autoridad legal y entrar pues yo estaba frente a la puerta de entrada y ahí estuvo la fuerte lucha. De repente me di cuenta de lo que se trataba, y más fuerzas recibí para golpearlo y sacarlo de mi terreno. Hace dos días soné con un Pastor muy estimado, a quien de repente en su entrada le estaban robando, y yo viéndolo le avisaba, no era casualidad el estar ahí, mi deber era avisarle y si necesitaba ayuda, entonces ayudarle a sacarlo fuera. Esto me hizo recordar al despertarme a el valiente de David, Sama. 2 Samuel 23: 11 y 12 11-Después de él,  fue  Sama, hijo de Age ararita. Los filis

AMPLIANDO NUESTROS TERRITORIOS

Imagen
Como padres debemos saber que nuestras actitudes, y un poco también las palabras, forman a nuestros hijos en aquellas virtudes o valores que tal vez no encontraran en el medio en que se muevan, o serán escasos, o puede ser que también otros participen en sus mismas apreciaciones morales. Por eso humanamente se los podemos transferir, conforme a nuestro juicio o conciencia, careciendo de ellos, o abundando. Pero espiritualmente más aún podemos transferirles, conforme a los principios y valores de Dios que son incorruptibles, esto quiere decir que los nuestros pueden llegar a ser corrompidos e inestables mientras que los de Dios son inalterables e ina li enables. Por eso Dios nos forma. ¿Cómo? Nos habla en la meditación y comunión que tenemos con él, como Padre( y no como vendedor de bendiciones, o proveedor de supermercado), y luego, nos lleva al campo de la vida, a experimentarlas. Resulta que es ahí, en esa área, que no nos gusta improvisar, ni avanzar. Que es ahí ju

TIEMPO DE ENTRAR A LO NUEVO

Imagen
¿ Cómo lo haremos? ¿cómo hallaremos el camino?. Hay un camino escondido por Dios, un camino que Jesús preparo de antemano para que anduviésemos por él. ( Efesios 2:10) Hay Nuevas Cosas que  tienes para hacer todo este Nuevo tiempo. Ellas serán tu Nuevo Camino. El camino está escondido para que no sea hallado por nuestros enemigos. Nuestros enemigos quedaran del otro lado y si intentan pasar por donde Dios nos muestre el camino, serán sepultados por las aguas. Los enemigos quieren impedirte hacer lo que Dios preparó para ti, para este Nuevo Tiempo. Pero ellos no saben que ya no existirán en tu Nuevo Hoy. Ellos pertenecen al Tiempo pasado. Aleluya. Nehemías entró en un Nuevo Tiempo, antes fue copero del Rey pero ahora Nuevas cosas ponía Dios para hacer en sus manos. Él no las buscó pero Dios lo buscó a él. Paso de ser copero a constructor y luego a gobernador, ¡gloria a Dios! “ Los nuevos tiempos en Dios te quitan de aquello que venías hac

LOS QUE NOS VISITARON