ENTRADA DESTACADA

FESTEJA A CRISTO EN TUS DESIERTOS

Imagen
                                                                                  En la vida del Justo hay no uno, sino muchos desiertos, a los cuales entramos y de los cuales salimos transformados. Que nunca deje de ser Cristo el motivo de tu alegría, para que cuando hayas entrado a tu propósito sigas celebrándolo a Él. Éxodo 13:1-10 Nos preguntamos ¿Y por qué nos lleva tantas veces al Desierto? Hay un primer desierto, y es aquel al cual entramos apenas fuimos liberados del poder de las tinieblas y llevados al reino del amado Hijo de Dios, Jesucristo. Colosenses 1:13 Los demás desiertos a los cuales hemos entrado ( tal vez estás en uno de ellos ) son en diferentes y para diferentes etapas de nuestro largo camino a la meta final. 1 Pedro 1:9- obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. Ahora algo interesante e importante es comprender que una de las principales cosas que espera Dios de nosotros en el Desierto es que le hagamos fiesta en el Desier

2013: LLAMAREMOS AL DESIERTO: MANANTIAL !


AÑO DE TRASFORMACIÓN

En el calendario Hebraico 5773: Ayin Gimel

Ayin: Visión

Gimel: Camello

Así cómo solamente Dios en el 2012, ha estado trabajando en nuestra manera de ver toda las cosas, donándonos una nueva certeza,  viendo las cosas que no son como si fuesen; trabajando sobre nuestro posicionamiento en su Reino, haciéndonos entender nuestros roles, como también nuestras responsabilidades adentro y bajo la autoridad que hemos tenido, nuestra alineación con su perfecta Voluntad, en este Año 2013 nuestra Visión será perfeccionada, sanada y precisa, Alcanzaremos una "visión profética madura".
Así, como son los ojos del camello, que están bien equipados, para que puedan ver en medio de cualquier tormenta en el desierto, sin perder la senda será de precisa nuestra visión en medio de las dificultades y situaciones críticas.

Tendremos necesidad de la Visión profética y madura, para discernir los manantiales escondidos en los desiertos.
En el año 2012 Dios ordenó que nos preparemos, alineándolos con toda autoridad dada por Él en nuestra vida, posicionándonos donde Él mismo nos había puesto para que siendo probados en los fuegos de las pruebas,  saliéramos con la capacidad adquirida en nuestro interior, llenos de los tesoros ganados con la fe, que se convertirán en nuestros recursos de subsistencia en el desierto que caracterizará al mundo secular en el 2013.

Así como el camello puede sobrevivir por que cuenta con una reserva de agua en si mismo, también nosotros podremos convertir nuestros desiertos en manantiales con la declaración de nuestra boca lo que  tenemos en nuestro corazón, esa abundancia de Palabra, la riqueza de fe, "Transformarán, cambiarán las situaciones más secas en oasis".
En Lucas 4:3 Satanás tienta nuestro Señor Jesús diciéndole "Si eres el Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan"... y en el versículo 4 el Señor responde "Escrito esta: no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios ", amén. 
Este 2013 los hijos de Dios entrarán en la autoridad permitida por Dios (y no por Satanás) para transformar toda piedra en un Pan (toda situación natural en una situación espiritual, pero para manifestar el Poder de Dios en Nosotros, ¡Aleluya!).
Este 2013 será un año en donde toda situación de escasez, limitación, dolor y aún muerte nos llevaran a nuevos niveles, nuevos ciclos de bendiciones: estabilidad, firmeza y una vida de plenitud y sobrenaturalidad.

El camello, vehículo más apto en el desierto, usado para extender las relaciones comerciales, nos muestra que seremos transportados a nuevos campos  en el comercio , ampliaremos nuestra esfera de influencia laboral, empresarial o ministerial.
El camello conoce donde están escondidos los manantiales en el desierto. Así se nos abrirán oportunidades que les pasará desapercibidas a otros, pero para nosotros se convertirán en ocasiones de vida y no de muerte, de alimento y no de hambre, de inventiva y no de fracasos.

Año 2013: "Tu boca hablará desde tu vertiente interior, y verás cosas que no se han visto jamás" ¡Gloria a Dios!

Dio te bendiga, que Dios derrame su Gloria sobre tí!
 Pastora Sara Olguín

Comentarios

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

LOS QUE NOS VISITARON