Entradas

ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

EL ALMENDRO FLORECIDO

Imagen
" Le dije al almendro "Háblame de Dios" y el almendro florecío, Niko Kazantzakis" Esta frase me dejó pensante cuando la leí y busqué a su autor, quien era griego, y un famoso escritor, que llegó al punto de, casi ser premio Nobel de Literatura; premio que perdió por un punto contra el escritor Albert Camus, Este autor según registra su biografía vivió en una búsqueda incesante de la Verdad, y la cual creo, que no encontró; amigo de F. Nietzsche, en su juventud fue fuertemente influenciado por los conceptos ateos y del superhombre de Nietzche, aunque aún así fue conocida su intensa sed al extremo de encerrarse por seis meses en un monasterio. Fue autor de la tan revolucionaria novela que luego fue llevada a la pantalla: La última tentación de Cristo. Entenderán entonces, cuánta fue mi sorpresa al descubrir quien era el autor de esta frase, la cual a mí me inspiró sobre la Fidelidad de mi Dios. Le dije al almendro "Háblame de Dios", produjo dentro de mí,

SED UNA ZARZA ARDIENDO!

Imagen
Éxodo 3: 1 al 4 “Sed una Zarza ardiendo” Versículo 1 -Dios vio a Moisés apacentando las ovejas de otro. Había llegado el tiempo del llamamiento de Moisés, por Dios.  Dios lo encontró yendo por el camino del desierto, y llegando hasta Horeb, monte de Dios.  Este es el monte del llamamiento, primero fue con él.  En este caso Dios vio que Moisés iba hacia el camino del desierto al Monte, donde él lo estaba esperando para llamarlo, para que después Moisés, lo hiciera así como a esas ovejas, con  todo su pueblo, hasta el Monte del llamamiento.   Dios llama primero a Uno, un hombre, una mujer, para después llamar a toda una familia, a toda una ciudad, a todo un pueblo. Ese es el camino que has hecho tú, que hice yo, del Desierto al Monte del Llamamiento. Todos son llamados, pues todos venimos caminando por el Desierto (mundo) para llegar al Monte, Dios busca hombres, mujeres que ayuden a otros a llegar al Monte del llamamiento . Ésos son los reconciliadores, los que tienen el m

DE LA MUERTE A LA VIDA ETERNA!

Imagen
"La Oscuridad, es una gran sombra que no nos permite ver adelante, ni atrás; ni a un lado ni al otro." Sara Olguín                                                                                                                                                                      Salmo 23: 4                                                                                        En Israel había muchos valles; Muchas montañas y entre ellas muchos valles.  Los israelitas sabían que para subir a una montaña debían de atravesar un valle, estos no eran iguales unos a los otros, tenían características y los marcaban con diferentes experiencias, por ejemplo: El valle de Acor ( Oseas 2: 16,17  )  Acor significa:  Desgracia,Perturbación.  Perturbaciones  y desgracias, que vienen a nuestra vida por causa de  desobediencias y pecados.  El valle de Baca, Baca significa: llanto.  De las lágrimas y del llanto no estamos exentos, siempre antes de una gran victoria, hay un

EN HONOR DE LA MUJER

Imagen
" La   Mujer, Buscadora diligente" Lucas 15:8 “¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?” Nuestro maravilloso Jesús no deja nunca de impactarme, no por caso tomó en este ejemplo a una Mujer. El conoce su esencia, su sustancia, su capacidad. La mujer es una gran administradora de recursos, más cuando estos son escasos, ella sabe lo que significa tener una única moneda, que justo falte una, o cuándo se podría llegar a necesitar; es por eso que cuando se da este caso en una economía, sobre todo familiar se convierte en una diligente buscadora de ese insignificante pero importante recurso. Jesús dice que: enciende la lámpara,  barre la casa y busca con diligencia hasta encontrarla...  A veces no es una moneda, a veces es la sal de la vida, la alegría en el hogar, el amor a los quehaceres, la esperanza en el mañana, la fidelidad en el matrimonio.

LA CONFIANZA DEL PRINCIPIO

Imagen
La confianza. ¿Cuáles son los valores que la forman, y que no deben faltar? Una apertura del entendimiento, por parte de la amada Palabra de Dios, mostrándonos las causas de tantas relaciones frustradas, fracasadas, troncadas, y en espec ial la más importante del ser humano: Su relación con Dios. ¿Por qué perdemos tan rápidamente la confianza del inicio?   En toda relación, necesitamos mantener la confianza, puesta desde el principio de la misma. La confianza del principio, es lo primero que entregamos de nosotros mismos; y es lo primero que perdemos cuando fallamos o nos fallan en ella. La confianza está formada por dos virtudes o valores imprescindibles. Si falta alguno de ellos, ésta cojea y esa relación puede terminar troncada. 1 Samuel 13:13 " Entonces Samuel dijo a Saúl: -locamente has hecho; no guardaste el mandamiento del Señor tu Dios, que él te había mandado; porque ahora el Señor hubiera confirmado tu reino sobre Israel para

LOS QUE NOS VISITARON