Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como nuestra herencia a los Hijos

ENTRADA DESTACADA

CUANDO QUEDEN MIS RECUERDOS

Imagen
Llegará un momento, un día en que ya nuestras fuerzas habrán alcanzado su máximo. En que nuestros ojos ya habrán visto lo suficiente, y estarán agotados. Nuestra voz será tenue y débil. Nuestros pasos disminuirán y pasaremos nuestros días en quietud, en reposo; solo nuestra mente será la que se mueva, tantas veces irá más rápido que nuestra voluntad, de querer andar, tocar y decir.  ¿Hemos pensado alguna vez en esto?  Que cuando todo en nosotros haya perdido su vigor, nuestra mente aún conservará nuestros recuerdos.  ¿Qué son nuestros recuerdos?  Toda nuestras vivencias, todo lo que hemos vivido junto a todos aquello que se relacionaron con nosotros, que dejaron marcas buenas o malas, con quienes hemos hecho la mitad de cosas en nuestras vidas, recuerdos que serán agrios, dulces, fuertes, débiles, de alegría o de gran tristeza.  Muchas veces me quedé observando a los ancianos.  Y a veces veía a algunos de ellos, con sus miradas idas, y de sus ojos salían lágrimas.  Yo pen

LA MEJOR HERENCIA A NUESTROS HIJOS

Imagen
2 Corintios 12:14b -"porque los hijos no tienen la responsabilidad de atesorar para sus padres, sino los padres para sus hijos." El Apóstol Pablo, por la sabiduría de Dios nos llama, en el consejo y la enseñanza, la atención, sobre  cual y como es nuestro rol, en cuanto a la relación parental. Un rol y una responsabilidad que es indelegable,  e intransferible. Soy yo quien debo entender, y asumir que debo atesorar, para mis hijos. Y jamás planear mi futuro, sobre el mañana de ellos. Atesorar, no habla solo de riquezas materiales sino de aquellas que son espirituales.  Las cuales debo esforzarme y preocuparme durante toda mi vida, de obtener, y no perder, sino multiplicar. El patrimonio a heredar no puede estar compuesto de bienes materiales y obviar lo más trascendental que es la Fe.  La Fe es mucho más valiosa que todo el oro que un padre pudiera dejar para sus hijos, porque la fe, dará un propósito a todo bien material.  Mientras que todo bien material, sean muc

LOS QUE NOS VISITARON