Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como llaves

ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

LAS LLAVES DEL HIJO DE DIOS

Imagen
   ¡¡Las llaves de los Hijos de Dios, son revelaciones del reino de Dios!!! San Juan 10:9 - Yo soy la puerta del reino de Dios: cualquiera que entre por esta puerta, se salvará; podrá salir y entrar, y siempre encontrará alimento Yo soy la Puerta.   Una puerta que faltaba para entrar al Reino de Dios, al Gobierno de Dios, a la comunión con Dios, el Creador. Así también dijo Jesús Yo soy el camino que lleva al Padre ( San Juan 14:6 ) El pecado nos había alejado de Dios. Nacimos en pecado, vivíamos en pecado.  Nos extraviamos y nos perdimos. ¿Cuál era el camino para encontrar a Dios? ¿Las religiones, las buenas obras, las disciplinas espirituales, olvidarnos de ÉL? Estábamos en pecado, perdidos y la oscuridad estaba en nosotros ( Isaías 9:2- El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos) Necesitábamos Luz, necesitábamos un camino hacía la salvación, un camino que nos volviera a Dios, y la posibilidad de entrar

LOS QUE NOS VISITARON