Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como caballo

ENTRADA DESTACADA

EL TORRENTE DE BESOR

Imagen
Las “ Aguas refrescantes y buenas noticias de Victoria ” 1 Samuel 30:9- “Inmediatamente David se puso en camino con los seiscientos hombres que le acompañaban, y llegaron al arroyo de Besor. Allí se quedaron 10-doscientos hombres que estaban muy cansados para cruzar el arroyo, y con los otros cuatrocientos continuó David la persecución “ Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los Amalecitas habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado y prendido fuego a Siclag. Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí desde el menor hasta el mayor, pero a nadie habían dado muerte, sino  que se los habían llevado al seguir su camino Esta última frase retuvo mi atención “pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino” Los AMALECITAS, son espíritus merodeadores. Merodear : 1-Ir una persona con asiduidad por un lugar para curiosear, o buscar a una persona o a una cosa. 2- rondar por los alrededores de

SOBRE TI FIJARE MIS OJOS

Imagen
Salmo 32: 8 y 9 En otro tiempo nosotros, como nuestros padres Adán y Eva, (según  génesis 3:7   "Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales" )  Teníamos los ojos abiertos para el mal y el entendimiento entenebrecido; el  dios  de este siglo, de este mundo,  Satanás  nos había vedado o enceguecido nuestro entendimiento, para que la luz de  Cristo  no resplandeciera en nuestros corazones ( 2 cor 4:4 ), pero ahora por la Gracia de Dios, tenemos luz.  Dios abrió los ojos de nuestro entendimiento, no del hombre natural, sino de aquel que fue vivificado. Ahora vemos aquello que no entendíamos,  lo comprendemos; por eso dice  el Señor, en el  versículo 8b "Sobre ti fijaré mis ojos " "Ahora te puedo mirar, ahora puedo poner mis ojos en ti; antes por tus pecados no podía, pero ahora por la sangre de Cristo, puedo mirarte y detener mis ojos en ti " ( Isaías 59:2).  Allí

LOS QUE NOS VISITARON