Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Amnón

ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

UNA DELGADA PALMERA LLAMADA TAMAR.

Imagen
                                                                         Os invito a leer todo este capítulo que inicia contando la historia de una joven llamada Tamar, hija del rey David y de un mal apasionado joven llamado Amnón en 2 Samuel 13 , y específicamente nos detendremos en los versículos siguientes: 18- Y llevaba ella un vestido de diversos colores, traje que vestían las hijas vírgenes de los reyes. Su criado, pues, la echó fuera, y cerró la puerta tras ella. 19 -Entonces Tamar tomó ceniza y la esparció sobre su cabeza, y rasgó la ropa de colores de que estaba vestida, y puesta su mano sobre su cabeza, se fue gritando. Tamar significa "Delgada o Palmera" Sabes que la Iglesia del Señor, está simbolizada por la palmera, el Justo en la casa de Jehová reverdecerá como la Palmera dice el salmista. Salmo 92:12-15 12- El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano. 13 -Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán. 14 -Aun

LOS QUE NOS VISITARON