ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

JESÚS ¿POR QUÉ NO ESTUVISTE AQUÍ?

 

                                                                                                            

San Juan 11:3-Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.

Las hermanas, Marta y María,  enviaron un mensaje diciendo: ¡Señor, tu querido amigo esta gravemente enfermo!

Pero nada más. ¿ Acaso le dijeron: - ¿Ven pronto?

¡No!

Nosotros nos preguntamos porque no fue Jesús rápidamente a ver a su amigo, y si bien el resto del relato nos hace entender el Plan de Dios con Lázaro y esta enfermedad, también vemos las actitudes de “los que esperamos de Dios grandes hechos a nuestro favor", pero muchas veces,  exigimos que lo hagan sin que nosotros hablemos, pidamos o le llamemos a nuestra situación, o a nuestras vidas.”


Pensamos que Dios lo tiene que hacer sí o sí porque Él dijo que nos ama.

  • Sí, su amor es tan profundo, ancho e inextinguible que no alcanzamos a comprenderlo, pero lo exigimos.

No nos preguntamos o no nos determinamos en conocer el amor de Dios, en entrar más en el amor de Dios, pero decimos -¡Dios es amor, Dios te ama, Dios me ama!


¡El amor de Dios estaba allí junto a Marta y María, y era tan fuerte, que sostenía a estas mujeres débiles e indefensas sin su hermano, tremendamente!


Ahora, cuando fue Jesús? Cuando ya hacía cuatro días que estaba Lázaro en el sepulcro.


¿Como así? Bueno cuando oyó que estaba enfermo, se quedó aún dos días en el mismo lugar.

 Y supuestamente Lázaro murió al poco de salir el mensajero para ver a Jesús. Así que los cuatro días trascurren : uno en el viaje del que llevó el mensaje de las dos hermanas, dos de espera, sabiendo Jesús que Lázaro estaba ya muerto, y uno de viaje a Betania.

Marta y María cuando Jesús vino le reprocharon que Él no hubiese estado allí es decir, que él no hubiese sido visto por ellas. (Él nunca se había ido)

Cuando el dolor, las pruebas, los ataques que padecemos nos rodean dejamos de ver a Dios, pero Dios siempre está.

  • ¡Solo debemos llamarlo, a fin de que podamos volver a verlo con nuestros ojos espirituales!


Tal vez no está el poder, pero estará su Gran Amor!

Tal vez no está su milagro pero estará su Perdón!

Tal vez no está el Amigo, pero estará el Salvador!


Cantares 3: 1-4

«En mi lecho, por la noche, buscaba al amor de mi alma; lo buscaba, y no lo encontraba.

Me levantaré y rondaré por la ciudad, por las calles y las plazas, buscaré al amor de mi alma.

Lo busqué y no lo encontré.

Me encontraron los centinelas que hacen la ronda por la ciudad: “¿Habéis visto al amor de mi alma?”

En cuanto los hube pasado, encontré al amor de mi alma.

Lo abracé y no lo solté»


La amada dejó de sentirlo, dejó de verlo, pero bastó salir en su búsqueda para volver a encontrarse con él.


¿Donde está el amor de Dios?

¿Donde debo ir a buscarlo?

El amor de Dios está en tu corazón.


¿Cómo Dios te va a abandonar en tu desgracia, en tu prueba, en tu dolor?

¿Cómo sería el amor de Dios entonces?

¿Qué clase de amor sería este?


Ellas no vieron al Amor de Dios, su dolor no les dejaba sentir al Amor de Dios junto a ellas.

Cuando tu dejas de sentir, de ver al Amor de Dios, comienzas a reprocharle a Dios su abandono

Entonces,

  • A veces no veremos a Dios, ellas no lo vieron.

Todo lo que decían lo confirmaba. -Si hubieras estado aquí!

Juan 11:20- 28b-32b

San Juan 11:21

21-Entonces Marta le dijo a Jesús: —Señor, si tú hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.

San Juan 11:28b

28 -Y cuando hubo dicho esto, fue y llamó en secreto a su hermana María diciendo:—El Maestro está aquí y te llama.

San Juan 11:32b

32-Cuando María llegó a donde estaba Jesús, se arrodilló delante de él y le dijo:—Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto


Ellos dijeron: Mira cuanto amaba a su Amigo! (Versículo 36)

Ellos se guiaron por las lágrimas y dijeron: - ¡Si llora, le amaba! 

Si veían que a Jesús no se le caía una lágrima, entonces ¿sentirían que no le amaba?

- ¡Si hubieras estado aquí, no habría muerto!

¿Dios no estuvo allí?

¿Acaso Dios no es Omnisciente y Omnipresente?

¿Si no vemos a Dios obrar no creemos que Él esté?

¿Tenemos que ver a Dios en continuó movimiento (señales) para creer a su Palabra?

¿Él no estaba, por eso murió?

Es decir que todas las veces que un hijo de Dios pasa por las tragedias, sufrimientos, pérdidas de este mundo, es ¿porque Dios no está en ese momento con él?

¿Porqué no llegó a tiempo?

Dios estaba allí.

¿Dónde? ¡No te vimos Jesús!

¿Cuándo estuviste entre nosotros?

¡Si hubieses estado esto no nos habría pasado

Muchos se acercan en nuestros momentos malos, vienen y nos consuelan, y nos dan su Palabra, y oran por nosotros, pero seguimos sintiendo que Dios no está sino  ¡Esto no sucedería!


Y la enfermedad, llevó a Lázaro a la muerte, así que se sintieron más heridas, más abandonadas por su Amigo, el que lo amaba tanto, no estaba allí.

Pero cuando él llegó ambas le dijeron: - No has estado en un momento tan fuerte para tu amigo y para nosotras, pero no importa ya pasó, Lázaro murió, ¡gracias por haber venido ahora, Jesús!


Estaban doloridas para con él, sabían que si él oraba Dios le respondería a su oración, pero Jesús no había llegado a tiempo a pesar de amar a su amigo.


¡Dios nos tiene que enseñar a conocer su Amor que va más allá de lo que aquí creemos que alguien debe hacer si te ama!

Pero más aun tratándose del Amor que viene de Dios hacia nosotros.


¡El amor de Dios está en nuestros corazones!

Allí ha sido derramado por el Espíritu Santo (Romanos 5:5)

Esta familia debía pasar por esta prueba, debían aprender en medio del fuego algo muy real de Dios que es el Amor de Dios.

Efesios 3: 17-19

17 -que Cristo viva en sus corazones por la fe, y que el amor sea la raíz y el fundamento de sus vidas. 18 -Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo. 19 -Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios.

Ellas, Marta y María (Juan 11:3) dijeron a Jesús: -Tu amigo, al que amas, esta gravemente enfermo!

¿Cómo podían aseverar, el amor de Jesús por su Amigo, y cómo podían conocer el Amor de Dios por todos ellos?

Jesús tenía de parte del Padre que manifestar les cómo es el Amor de Dios.

El Amor de Dios : Es continuo, palpable, inextinguible, está siempre, no se mueve, no se va, no viene, no sube, no baja.

El Amor de Dios siempre es, y siempre está.

  • Pero la realidad es que el Amor de Dios debe llegar a ser en nosotros ¡la Raíz y el Fundamento de nuestras vidas!

Ellas creían en Jesús, como el hijo de Dios, el Mesías para nosotros el Cristo de Dios, versículo 27

Pero debían entender que él era la Resurrección y la Vida, sí, y esto es tremendo en este pasaje para nosotros, como ya nos ha dicho Dios es la base de nuestra fe, pero el fundamento y la raíz de la misma debe ser el Amor de Dios.

El amor de Dios enraizado en nuestros corazones donde Cristo vive por la fe, no nos hará sentir jamás que Dios no está, sea cual sea la situación por la cual pasemos, o estemos.


Su amor nos sostiene, nos envuelve, nos sana, nos protege, nos da vida abundante,

¡El amor de Dios es sobrenatural!

Tanto que no lo entendemos, solo debemos por la fe recibirlo y creer que nunca dejará de ser!Dios nunca dejará de existir, ¡aleluya!


Pero Dios no se irá nunca de nosotros, porque su amor ya está por la fe en nosotros.

¿Que nos podrá separar del Amor de Dios?

Nada.


Romanos 8:35- ¿Quién podrá separarnos del amor de Jesucristo?

Nada ni nadie.

Ni los problemas, ni los sufrimientos, ni las dificultades.

Tampoco podrán hacerlo el hambre ni el frío, ni los peligros ni la muerte


«hay algo más grande que la fidelidad de Dios, que la bondad de Dios, que el poder de Dios, y es el Amor de Dios, porque en este está todo aquello”


Esta Familia fue tan amada por Dios que Él la eligió para mostrar su Amor, el Amor sobrenatural, aquel que no nace entre los hombres sino vino de Dios.


Jesús era el Mesías esperado pero cuánto de Dios les faltaba conocer, pero si tu empiezas por conocer el Amor de Dios conocerás todo el resto!


San Juan 11:40

¿No te dije que si crees presenciarás un maravilloso milagro de Dios?

¿Que debían creer ?

En su Amor.

Pues ellas mismas le dijeron, -Tu amigo el que Amas esta gravemente enfermo!

Y Jesús, calló, para poder dar paso a la manifestación de su Amor!


  • Si creemos en su Amor absoluto, absolutamente presenciaremos maravillosos milagros de Dios con nuestra familia, con nuestros matrimonios, con nuestros hijos y padres!

Pero sobre todo sabremos que ¡¡ Somos los Amados de Dios!!!

Dios te bendiga en su Gran Amor!

P Sara Olguín.

Comentarios

  1. Gracias Padre mio por mostrarme cuan grande es tu amor por mi .
    Gracias porque reconozco que es tu amor el que me ha dado fuerzas,el que me ha guiado hasta aquí.
    Es así,hasta que el hombre no ve el milagro piensa que Dios no está con el.
    Pero hoy veo con tus ojos tu gran amor que nunca me ha abandonado y te agradezco de todo corazón.
    Doy gracias a Dios por el amor que derramó en mi corazón cuando recibí al Señor jesús.
    Dios te bendiga Pastora Sara y siga hablando para que su luz llegue a todos sus hijos.

    ResponderEliminar
  2. Has publicado dos veces el mismo comentario, por esto se ha elininado uno de ellos, sin afectar tu expresion quetida hermana Lorena! 🥰

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

EL AROMA DE DIOS

LOS QUE NOS VISITARON