ENTRADA DESTACADA

PRESERVADOS EN LA COMUNION CON DIOS

Imagen
Génesis 6:9                                                       Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noe. ¡Los que caminan con Dios, no se pervierten, sino que se convierten, en  quienes fueron llamados a Ser!   Dice al inicio de este capítulo que toda aquella generación se había pervertido.  ¿Y de qué manera se habían pervertido? Dice en  Génesis 6:1 y 2 que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse y expandirse sobre la tierra, tuvieron hijos e hijas, pero esas hijas resultaron ser mujeres hermosas para los hijos de Dios que las vieron y escogiendo cada cual entre todas ellas, se casaron con ellas.  Y en en Génesis 6: 4 dice que los gigantes (Números 13:33 ) aparecieron y  también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Y en Génesis 6:5 -Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de

FESTEJA A CRISTO EN TUS DESIERTOS

 

                                                                                En la vida del Justo hay no uno, sino muchos desiertos, a los cuales entramos y de los cuales salimos transformados.

Que nunca deje de ser Cristo el motivo de tu alegría, para que cuando hayas entrado a tu propósito sigas celebrándolo a Él.

    Éxodo 13:1-10

Nos preguntamos ¿Y por qué nos lleva tantas veces al Desierto?

Hay un primer desierto, y es aquel al cual entramos apenas fuimos liberados del poder de las tinieblas y llevados al reino del amado Hijo de Dios, Jesucristo. Colosenses 1:13

Los demás desiertos a los cuales hemos entrado ( tal vez estás en uno de ellos) son en diferentes y para diferentes etapas de nuestro largo camino a la meta final.

1 Pedro 1:9-obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Ahora algo interesante e importante es comprender que una de las principales cosas que espera Dios de nosotros en el Desierto es que le hagamos fiesta en el Desierto.


Que Él, sea el motivo de nuestra fiesta en el Desierto.


En los desiertos pasaremos, como veremos más adelante, por muchas faltas de toda índole pero a nosotros nos debe abundar desde nuestro corazón una sola: La Adoración y la Alabanza a Dios.


Ahora, las fiestas de Dios no son iguales ni parecidas a las fiestas que hace el mundo.


Primero que allí de donde venimos (el mundo, Egipto) no se hace fiesta en los momentos de dolor, de pérdidas, de tribulaciones, de traiciones, de abandonos, etc. ¿A qué no?

Allí en esos tiempos se llora, se lamenta, se maldice, se planea venganza, o se muere.

Por eso los motivos de hacer Fiesta a Dios en mi Desierto, en tu Desierto no son los mismos, ni iguales ni parecidos a los motivos por los que el mundo, celebra.

Vayamos a Éxodo 12:14, especialmente el versículo 17 y desde el versículo 27 al 28

Esta Fiesta es la primera celebrada por un pueblo que había estado cautivo y en esclavitud por 430 en una nación que no era la suya, cuando Dios lo liberó por mano de Moisés, y de esa cautividad salió al desierto, el desierto era el paso intermedio para llegar a la mejor vida, a la libertad completa, y a la mejor tierra prometida por Dios- Pero, lo que ellos no sabían cuán larga sería para ellos esa temporada.

Cada desierto tiene una temporada, no es para que nos quedemos allí para siempre, no es para que nos muramos en el desierto, pero todo esto depende de nuestra actitud en el desierto.


El pueblo de Dios fue sacado de la esclavitud para ir primero a un DESIERTO, y ahí mismo, debían hacerle Fiesta a la manera de Dios, no a la de Faraón.

Miremos la historia en el Salmo 137

3-Pues allí los que nos habían llevado cautivos nos pedían canciones,

y los que nos atormentaban nos pedían alegría, diciendo:

Cantadnos alguno de los cánticos de Sión.

4 -¿Cómo cantaremos la canción del Señor, en tierra extraña?


Aquí la descendencia de este pueblo fue llevada cautiva a Babilonia ¡Qué tremendo!

La historia se repetía, o era parecida, cosa que no debía ser así, eso no fue lo planeado por Dios, para ellos.

Sus padres fueron sacados de la cautividad de Egipto, para entrar luego de un fuerte proceso (que no debía ser largo) a la tierra prometida. Sabemos que ellos murieron en el desierto, pero sus hijos que habían tenido una actitud diferente a sus padres entraron junto a Josué a la Tierra Prometida, pero ahora en este momento de la historia del pueblo de Dios, los descendientes fueron llevados cautivos a Babilonia por setenta años, y en vez de practicar lo enseñado por la Fiesta a Dios, el Pesaj, la Pascua, es decir hacer de Dios el motivo de su fiesta, de su alegría, decían -cómo nos piden que cantemos en tierra de extraños (vers 4)

Fueron llevados a un Desierto ( aunque era Babilonia) para que allí se re encontrasen con su Dios y volviese a ser Él, ¡ el motivo de su Alabanza!

Pero no aprendieron, dejaron de cantarle, colgaron sus arpas sobre los sauces. Y creyeron que su actitud era agradable a Dios, lloraron como los sauces y dejaron de alabar a Dios aún estando en tierra de extraños.

Pregunto ¿Tu actitud en tu desierto cuál es? ¿Sigue siendo ÉL el motivo de tu canción, la alegría de tu Fiesta al Señor? O ¿Has creído que tus lágrimas, tu mudez, tu tristeza, tus palabras harán que Dios te saque más pronto de allí?

Ahora entiendes que en Éxodo 14: 25 al 28 Dios les enseñó que el fin de una Fiesta en su desierto era para que las generaciones que vendrían después no se perdieran, por eso ellos debían hablar de la Víctima, del Cordero.

Este era el motivo y el centro de la Fiesta que les ordenó.

Hablar de la Víctima, que fue sacrificada en lugar suyo, el Cordero inmolado y que ellos debían comer (San Juan 6:56-El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. ) y aplicar su sangre por la cual, Dios pasó por encima de sus casas y fueron librados de la muerte de los primogénitos.

Ese es y debería ser siempre el verdadero motivo de Alegrarse para hacer fiesta en el Desierto, sea cual sea nuestro desierto, grande o pequeño, largo o corto.


1 Corintios 5:7-8

7b- ...porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

8 - Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

  • Así también nosotros. estemos en el Desierto que estemos. debemos recordar el día de nuestra liberación ¡siempre! Y alegrarnos en Dios, ¡y tener fiesta continua en Cristo!


    Ahora, en el Desierto al cual Dios nos lleva para a la postre, bendecirnos aunque no lo entendamos, corremos el riesgo de hacer fiesta a modo de Egipto.
    Leemos Éxodo 31:18

También Éxodo 32:6

Y vemos aquí que hicieron Fiesta, pero no de Dios, ni para Dios sino a los dioses que aún guardaban en sus corazones, a la manera que por 430 años habían aprendido a alegrarse.

  • No te alegres a la manera del mundo, debes aprender a alegrarte a la manera de Dios para eso somos llevados al Desierto para que Cristo sea nuestra Fiesta continua, de día en día.


En los desiertos vendrán dolores, pasaremos guerras, tendremos más conflictos internos y externos que nunca, se nos aparecerá el mismo diablo para tentarnos, viviremos traiciones, tendremos hambre, escasez, enfermedad, pero aún así debemos alegrarnos en Cristo, y hacer de Él el motivo de nuestra Fiesta continua.


Este pueblo no dejó aquellas practicas con las cuales los oprimidos de Egipto lograban pasar algunos momentos de una efímera alegría. El vino, la comida, el baile, los ídolos reemplazaban la verdadera alegría que es Dios pero nunca llegaron a sustituirlo.

  • La triste noticia es que todos aquellos que en el Desierto se alegran con lo que no es Dios, terminan ¡corrompidos!


  • Lo corrompido no puede ser llevado al propósito de Dios, no puede ser usado, sino que morirá en su desierto, bajo la arena quedará


Romanos 8:32 Dice que todo lo tenemos gracias a Cristo, entonces nunca en un desierto estaremos faltos, si nos alegramos en Él.

Si estás en un desierto, es porque ya fuiste libre, y si eres libre del yugo de Egipto Dios te quiere enseñar a hacerle Fiesta en el desierto, así que:

No provoques tu muerte en el Desierto en el cual estás, haciendo lo contrario a lo indicado y enseñado por el Espíritu de Dios.

Debes ordenar a tu alma que se alegre en ÉL: El Cordero.

Debes alejarte de los Arones que te complacerán ayudándote a volver tu corazón a Egipto, por lo que quedarás desaprobado para el próximo destino.

Debes enfocarte en la Alabanza a Dios en tu Desierto.


Hay desiertos de Santificación. Como vemos en la salida del pueblo de Dios de Egipto debían ser purificados de todo lo traído de allí. Éxodo

Hay desiertos de Formación, para formarte, darte la capacidad de contener más para dar más. Deuteronomio 8: 1-7 -6

Hay desiertos para que te acerques mas a Dios, y para que escuches su Voz. Oseas 2:14-20

Hay desiertos para ser preparados, donde seremos deberemos a aprender a resistir al diablo y a sus tentaciones antes de servir: Lucas 4:1-14

¡Sea cual sea, haz de cada desierto tu bendición, haciendole Fiesta a Dios en medio de ellos conforme fuimos instruidos por su Palabra!

Salmo 66: 8-12

Todo desierto es para la postre hacerte Bien.

¡Hagamos fiesta a Dios en nuestro desierto y saldremos prontamente, será una Temporada de Alabanza, en vez de tristeza, saldremos transformados y en abundancia para ser usados en el Propósito para el cual nacimos.

¡Aleluya!

Dios te bendiga

Pastora Sara Olguín.

Comentarios

  1. Amen Pastora.
    Ruego al Padre que podamos hacer fiesta a Dios en nuestro desierto y que su Palabra nos recuerde la razon por el qual fuimos llevado en el desierto "adorarle a Dios " y que sea "nuestra fiesta" en todos desiertos en el nombre de Jesus.
    Dios te bendiga Pastora Sara ❤️

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

LOS QUE NOS VISITARON