ENTRADA DESTACADA

FESTEJA A CRISTO EN TUS DESIERTOS

Imagen
                                                                                  En la vida del Justo hay no uno, sino muchos desiertos, a los cuales entramos y de los cuales salimos transformados. Que nunca deje de ser Cristo el motivo de tu alegría, para que cuando hayas entrado a tu propósito sigas celebrándolo a Él. Éxodo 13:1-10 Nos preguntamos ¿Y por qué nos lleva tantas veces al Desierto? Hay un primer desierto, y es aquel al cual entramos apenas fuimos liberados del poder de las tinieblas y llevados al reino del amado Hijo de Dios, Jesucristo. Colosenses 1:13 Los demás desiertos a los cuales hemos entrado ( tal vez estás en uno de ellos ) son en diferentes y para diferentes etapas de nuestro largo camino a la meta final. 1 Pedro 1:9- obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. Ahora algo interesante e importante es comprender que una de las principales cosas que espera Dios de nosotros en el Desierto es que le hagamos fiesta en el Desier

EL PORQUÉ DIOS HACE SILENCIO

 

Hay personas que no soportan el silencio. Han crecido en casas bulliciosas, de
mucho movimientos, de mucho ruido, sea por las razones que sean, se han acostumbrado a no estar mucho tiempo con el Silencio.

El Salmo 83: 1 “Oh Dios, no permanezcas en silencio; no calles, oh Dios, ni te quedes quieto.” me hacía reflexionar sobre esto.

El salmista le pide a Dios que no esté callado ni sin moverse.

Así hay muchos entre nosotros, que no soportan que alguien, sea el cónyugue, amigo, hermano, compañero de trabajo, o Dios, permanezca callado e inmóvil a su lado, por mucho tiempo (máximo 5 minutos)

Necesitan el bullicio, necesitan el movimiento alrededor. 

Y estas mismas condiciones de ruido y movimiento le ocasionan a veces seguridad, otras tranquilidad, y otras, escapes.

También son personas que no pueden admitir que uno pueda estarse quieto y sin hablar.

Son personas dinámicas, activas, bulliciosas, que enfrentan la vida de esta manera. ¡El oír voces y ver movimientos, les da la certeza de que hay vida en ellos y a su alrededor, y por consecuencia que tienen el control en sus manos.

Por eso no soportamos la mayoría de las veces, que Dios guarde silencio, porque nos da la sensación de que perdemos el control de todas las cosas.

La lengua es un pequeño miembro que se jacta de grandes cosas, solo con una palabra, la lengua controla las situaciones más grandes, y pesadas.

Por eso resolvemos muchas cosas hablando.

Aunque otras veces, como decimos en mi país: -¡La embarramos! ¡Cometemos falta!

Proverbios 10:19-En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.

Con nuestras palabras creemos estar ayudando a Dios, por no decir que muchas veces nos creemos que lo controlamos, ordenamos y manipulamos.

Así que el silencio de Dios nos obliga a callarnos, y su quietud a no movernos.

¡Estad quietos y ved mi Salvación!

Como ves hay dos cosas que hace Dios: Calla y está quieto. Y si lo estamos mirando a ÉL, por reflejo también nosotros sabremos que es tiempo de callar y no movernos. Amén.

2 Crónicas 20:17a-No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros.

Esto nos hace sentir inseguros.

Inseguros de que Dios actuará, cumplirá sus promesas, hará algo interviniendo en nuestras angustias, pruebas o esperas.

En el salmo 37: 7 nos dice “Calla ante el SEÑOR, y espera en Él;...”

Como ves en este salmo también Dios, nos hace practicar "el cerrar nuestras bocas."

Hacer silencio y no movernos.

En el Silencio de Dios, aprendemos en que grado de espera estamos.

  • El silencio y la quietud de Dios, nos marcan el periodo de la Espera en la cual estamos.

¡¡Wow!! Atención esto es ¡¡Muy importante!!

Quien espera el cumplimiento de una promesa dada por Dios sobre su vida, pasará indefectiblemente, a conocer el Silencio y la quietud de Dios.

¡¡Woo!! ¡¡Es verdad!!

  • No hay silencio sin quietud, y no hay quietud en Dios, sin silencio.

¿Cuándo Dios se aquieta?

Cuando aquí nosotros, comenzamos a sentir que no avanzamos, que giramos en lo mismo, que las cosas no cambian, y cuando ya no oímos la voz animándonos o afirmándonos, entonces entramos en pánico.

¿Dónde está Dios?

Gritamos en nuestro corazón: -¡¡Por favor díganme por dónde se fue el Señor!!

Nosotros estamos acostumbrados a que, en las largas esperas de Aeropuertos, estaciones de trenes, sala de consultorios médicos, etc., nos movamos y hablemos mientras esperamos ¿verdad?, esto lo hacemos inconscientemente, porque  nos hace creer que se acorta el tiempo en que estamos allí.

Pero cuando se trata del silencio de Dios, solo lo profundiza y lo extiende más. 

Así que, por más que seamos nosotros los que alcemos la voz y nos movamos fuertemente, no lograremos ¡que Dios, nos hable respondiéndonos ni que se mueva!

Solo seremos llevados a la desesperación, luego a la rendición, y entonces, el silencio y la quietud de Dios, nos llevará a oírlo.¡Aleluya!

El silencio de Dios, tiene más expresión y nos dice más cuando comenzamos a entender  que todas las palabras y  ansiadas respuestas que le hemos oído decir en nuestras vidas.

Para nosotros hay un silencio, pero mientras para nosotros hay un silencio, Dios nos está enseñando a oírlo, a esperar, a dejar todo en sus benditas manos, y esto es lo más necesario y provechoso para aprender nosotros, su Silencio nos está enseñando a ¡Callar delante de su Presencia!

Habacuc 2:20 ¡Calle ante Él, toda la tierra!

El Silencio de Dios nos prepara para un Nuevo Tiempo, una Nueva Estación.

Hay un momento especial en el cual Dios hace silencio, es un Silencio largo, pesado, y es el que precede a lo Nuevo de Dios en ti. Aleluya

Cuando llega el termino de un Kairos, hay un Silencio de Dios, en los que aprenderemos a quedarnos callados, quietos, confiados y en espera, sin movernos, pues el cambio lo traerá Él. 

Hasta que no aprendemos a conocer este tipo de Silencio, cometeremos errores, nos apresuraremos,  confundiremos las señales, y tantas otras cosas más... pero lo importante es aprender que al cambio le precede un Silencio de Dios, a lo Nuevo le precede un Silencio de Dios, a la Victoria le precede un Silencio de Dios, y al cumplimiento de su Promesa de arrebatarnos le precederá un silencio para que todos los suyos, su Iglesia pueda escuchar su Voz, oír que viene en un abrir y cerrar de ojos, nuestro Amado Señor.

Así que sus Silencios son muy importantes, debemos percibirlos, discernirlos, experimentarlos y apropiarnos de toda la bendición que traerá ese Gran Silencio de Dios. ¡Gloria a su Nombre y admirable Sabiduría!

Si te sirvió esta Palabra compartiendo lo aprendido en sus Silencios, coméntame.

(No hagas silencio, jajaja)

Dios te bendiga.

Prof Sara Olguín




Comentarios

  1. ¡Aleluya por esta Palabra profeta Sara! Realmente el silencio de Dios es muy incómodo, pero es bueno discernirlo para quedarse quieto y no meter la pata...Que esta bendición llegue a los que están desanimados y queriendo escuchar a Dios =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendecida Jo ! Gracias por tu comentario, que Dios te enseñe y puedas siempre estar en los tiempos Perfectos de Dios! Un abrazo en Cristo desde España!

      Eliminar
  2. Creo que el Señor me trajo aquí, a esta palabra, creo que él sabia que necesitaba que me expliquen acerca del silencio de Dios para que pudiera entenderlo, creo que ahora podré permanecer en este tiempo más confiadamente en el Señor, y en los que vendrán.
    Después de haber leído me encuentro mejor, con paz, sin carga, sabiendo que, “Dios está enseñandome con su silencio”.
    ¡Que admirable es Dios!, ¡Quién como él, no hay!.

    Muchas gracias Profeta Sara Olguín. Muy edificante y una bendición.

    Que Dios le añada y le dé más, y está palabra siga corriendo.
    La paz de Jesús.

    Desde España.
    Juan.

    ResponderEliminar
  3. Rendo grazie a Dio per ogni Parola che porta al mio cuore umanamente è difficile fermarsi stando quieti ed aspettare nel silenzio che Dio ci lascia ma comprendo l'utilità nell'imparare ad ascoltare la sua voce e sono così contenta che questo tempo di silenzio anticipa un nuovo tempo che mi lascia in trepita attesa del nuovo
    Lo credo e lo ricevo con tanta gioia nel cuore
    Dio ti benedica profeta Sarà ❤️

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No sabes con cuanta oración escribo y publico mis post, si te bendicen por favor, coméntalos!
Dios te bendiga con su Abundancia!

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

LOS QUE NOS VISITARON