ENTRADA DESTACADA

FESTEJA A CRISTO EN TUS DESIERTOS

Imagen
                                                                                  En la vida del Justo hay no uno, sino muchos desiertos, a los cuales entramos y de los cuales salimos transformados. Que nunca deje de ser Cristo el motivo de tu alegría, para que cuando hayas entrado a tu propósito sigas celebrándolo a Él. Éxodo 13:1-10 Nos preguntamos ¿Y por qué nos lleva tantas veces al Desierto? Hay un primer desierto, y es aquel al cual entramos apenas fuimos liberados del poder de las tinieblas y llevados al reino del amado Hijo de Dios, Jesucristo. Colosenses 1:13 Los demás desiertos a los cuales hemos entrado ( tal vez estás en uno de ellos ) son en diferentes y para diferentes etapas de nuestro largo camino a la meta final. 1 Pedro 1:9- obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. Ahora algo interesante e importante es comprender que una de las principales cosas que espera Dios de nosotros en el Desierto es que le hagamos fiesta en el Desier

EL ORO Y EL RESETEO ECONÓMICO MUNDIAL



Muchas son las voces que aconsejan hoy, a correr y coger cuanto dinero tengamos para comprar la mayor cantidad de Oro que se pueda, por causa del temido RESETEO ECONÓMICO MUNDIAL


Y sí, sin duda que habrá un reseteo económico mundial muy pronto, y ¿ qué es el reseteo económico? Según su significado en google, esto consiste en volver de nuevo al patrón oro para respaldar las economías con activos duros.


Pero ¿qué significa para nosotros como siervos e hijos de Dios?


¿En qué magnitud puede esto causar a nuestra alma una congoja de gran temor por lo que va a venir?

Yo quiero decirte de parte de nuestro Gran y Santo Dios, creador y Señor de toda la Creación, que ¡No temas!

Tú, hijo o hija de Dios, no desesperes, no temas, no corras en la misma aflicción del mundo, sino mira atentamente la Palabra, lee y come lo que nos dice nuestro Padre y Dios para este tiempo.

Apocalipsis 3:18a "te aconsejo que de mí compres oro refinado por fuego para que te hagas rico,..."
¡El Espíritu Santo nos aconseja!
NO es cualquiera quien aconseja, no es un encumbrado economista de este mundo, sino ¡Dios mismo a nosotros sus Hijos, sus Tesoros!
¿Y cuál es el consejo?
Parecido a lo que está sonando en el mundo, COMPRA Oro, sí, pero ¡ese Oro debe ser comprado de Él!
¿Para qué?
Para que mientras el mundo se empobrece, se despoja de todo, y lo vende para comprar Oro, ¡Nosotros nos hagamos RICOS!!!

¡Este es el tiempo de comprar ORO, sí pero comprar ORO= FE en el Reino de Dios!

Compremos Oro de Dios mismo, por que solo la FE en este último tiempo, solo este Oro Refinado en Fuego, podrá mantenernos salvos y salvarnos, en Cristo Jesús, en ÉL.


¿Cuál es ese sistema de refinado?

Pues, La Prueba.

Las Diversas Pruebas que tu has soportado, has pasado con gozo y que te han traído hasta ser quien tú eres en Dios, y en el mundo espiritual e invisible.

Toda aquella CONFIANZA en DIOS que atesoraste en tu corazón hacia ÉL.

Aunque todo el mundo entregue todos sus ahorros por el consejo que se está difundiendo para comprar todos los lingotes de oro que se pueda (yo no digo que no lo hagan o que si) no te olvides, no nos olvidemos que quien Salva y Salvará es Dios.

¡El Oro de Dios, brilla! ¡La FE Brillará en la Oscuridad en la cual estará sumergido este mundo!

El Oro de Dios será buscado por Dios mismo en nosotros, su pueblo.

Y aquellos que lo posean serán salvados.

Jesús se preguntó, si cuando él regresara ¿hallaría FE en la tierra?
Y después de qué se hizo esta pregunta?

Miremos el evangelio de Lucas 18: 1-8

Él dice esto, después de hablar sobre la insistencia de una mujer desamparada ante un Juez injusto, refiriéndose al tiempo por el cual pasaremos, de aflicción, de injusticia, de soledad y de sentirnos casi hasta desamparados de Dios.
Yo creo que ese es el tiempo en el cual nosotros ya hemos entramos.

Un tiempo de mucha, mucha injusticia, confusión de valores, de creencias, de personas, de relaciones; un tiempo de violencia y agresiones sin sentido, de locura, de crueldad e indiferencia, de frialdad humana, y es en este tiempo que nuestra oración se volverá insistente ante el Juez Justo, tanto que hasta casi llegaremos a desfallecer, pero al mismo tiempo será la Fe, el Oro obtenido, puro y refinado en ese tiempo difícil y de prueba de fidelidad, y de confianza en su Palabra, la que nos sostendrá y nos hará ver por el Señor para ser tomados junto a Él.

No pongamos, ni tú ni yo, ni nosotros, nuestro empeño y nuestras fuerzas, o aún ni nuestra Fe, en comprar un oro inservible y que al final será quemado por el fuego, sino que busquemos tener aquel que solo en el reino de Dios se compra y que nos servirá para que seamos hallados por su brillo, cuando el Señor nos venga a Salvar.
¡Somos los verdaderos ricos en el este mundo  por la Gracia de Cristo Jesús, autor y consumador de nuestra FE!


Dios te bendiga querido hermano/a

Pastora Sara Olguín.

Comentarios

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

LOS QUE NOS VISITARON