ENTRADA DESTACADA

CUANDO QUEDEN MIS RECUERDOS

Imagen
Llegará un momento, un día en que ya nuestras fuerzas habrán alcanzado su máximo. En que nuestros ojos ya habrán visto lo suficiente, y estarán agotados. Nuestra voz será tenue y débil. Nuestros pasos disminuirán y pasaremos nuestros días en quietud, en reposo; solo nuestra mente será la que se mueva, tantas veces irá más rápido que nuestra voluntad, de querer andar, tocar y decir.  ¿Hemos pensado alguna vez en esto?  Que cuando todo en nosotros haya perdido su vigor, nuestra mente aún conservará nuestros recuerdos.  ¿Qué son nuestros recuerdos?  Toda nuestras vivencias, todo lo que hemos vivido junto a todos aquello que se relacionaron con nosotros, que dejaron marcas buenas o malas, con quienes hemos hecho la mitad de cosas en nuestras vidas, recuerdos que serán agrios, dulces, fuertes, débiles, de alegría o de gran tristeza.  Muchas veces me quedé observando a los ancianos.  Y a veces veía a algunos de ellos, con sus miradas idas, y de sus ojos salían lágrimas.  Yo pen

UN FUERTE EJEMPLO PARA IMITAR




Génesis 14: 16
14- Cuando Abram supo que su sobrino estaba prisionero, juntó a los criados de confianza que habían nacido en su casa, que eran trescientos dieciocho hombres en total, y salió con ellos a perseguir a los reyes hasta el pueblo de Dan. 15- Por la noche, Abram y su gente atacaron por sorpresa a los reyes y los persiguieron hasta Hobá, que está al norte de la ciudad de Damasco, 16- y les quitaron todo lo que se habían llevado. Así Abram libertó a su sobrino Lot, y recobró todo lo que era de su sobrino. También libertó a las mujeres y demás gente.
  • Dios sabe librarnos con muchos o con pocos.
Dios no se intimida por la grandeza de tu enemigo, por lo grave de tu enfermedad, por la dimensión de tu crisis, por la edad que tienes ni por tu condición.
No hay nada que pueda detener el poder de Dios, pues Dios Nuestro señor Venció a la Muerte!!!
Y los que somos de Cristo, vamos siendo formados con este su Espíritu. Cuando algo o alguien se levanta contra nosotros, cuando alguna situación desesperada viene en contra nuestra, no tememos, sino que nos vamos unos cuantos pasos para atrás y arremetemos nuevamente, ¡Amén!
Pero algo es cierto que a él clamamos, siempre, nunca nos lanzamos sin antes haber clamado a él.
Abraham estaba siendo formado por las adversas circunstancias.
La vida no le estaba sonriendo a nuestro Padre Abraham, pero cuando él oyó que su sobrino estaba en problemas, no miro lo suyo propio sino que solo pensó en salvarlo.
¿Y que hizo? Versículo 14: Junto a los criados nacidos en su casa y fue tras aquellos poderosos reyes, que contaban con hombres adiestrados, y armamentos, pero él no miro eso.
¡Si nosotros nos detenemos a mirarle la cara al problema, nos amedrentaremos!
Debemos hacer lo que hizo Abraham:
  • Se fijó en su casa.
  • contó a sus criados
  • y escogió los que habían nacido en su casa.
Cuando tengas que enfrentar una adversidad, no vayas a buscar ayuda fuera de tu casa.
¡Es en tu Casa donde está la fuerza.!
¿Por qué? Porque nadie luchará por ti, como aquellos que te aman.
Dice que cuando el rey de Sodoma (tipología de satanás) se llevó entre todos al sobrino del Patriarca Abraham, fueron a avisarle a él. Versículo 13
¿Cuando estés en problema adónde debes ir, adónde debes enviar por ayuda? 

A la casa donde sirves a tu Dios.
Allí donde reconoces que eres de esa familia.
Nadie sabrá como tú piensas sino los que son de tu misma casa.
Los nacidos en la casa, tienen tu mismo Espíritu, son tus hermanos de la fe.


Están unidos a ti por el mismo Señor, la misma Fe, el mismo Bautismo, la misma Paz. Efesios 4: 3-6
No hay victoria sin la ayuda de los que son hijos
Los que son hijos, responden al pedido de su Abraham por ayuda.
Ellos pueden ser criados (pues sirven) pero también son como soldados.
Ellos salieron en unidad como ejército a la orden de Abraham.
Y vencieron y libertaron a Lot.

Abraham iba adquiriendo un verdadero carácter patriarcal, que lo iba llevando a ser ese Padre de multitudes que anunciaba su nombre, de la misma manera en nosotros se va formando el que llegaremos a ser, por eso es necesario responder ante las adversidades como ante los pedidos de ayuda de nuestros hermanos con el corazón y la fe de este varón.


Dios te bendiga
Pastora Sara Olguín.

Comentarios

LO MÁS LEÍDO

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

SEÑAL DEL ULTIMO TIEMPO: LA COMEZON DE OIR

EL TORRENTE DE BESOR

LOS QUE NOS VISITARON