Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

ENTRADA DESTACADA

UNA ESPERANZA VIVA!

Imagen
"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24 ¡La vida del Justo es esperar! ¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra!  ¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca! Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en  la Espera. De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios"  Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!  Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete. Y eso estamos haciendo, mientra

DESAMPARADOS DE DIOS

Imagen
Salmo 22:1 versículo 1-Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?.  Cuando Jesús,  quién llevó sobre Él, el pecado de todos nosotros, y  no solo el pecado sino la maldición del pecado,  también experimentó, por nosotros  desde lo mas profundo de su alma, en el momento mas crucial de su muerte,  el desamparo de Dios . Isaías 59:2   dice "pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír"  nuestras iniquidades hicieron división entre nosotros y Dios; nos alejaron de su Presencia; y no había ninguna forma de acercarnos a Él. En Génesis 4: 13 - dijo "Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado. 14- He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará", quién lea sin s

LOS QUE NOS VISITARON