Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como verdadero

ENTRADA DESTACADA

CUANDO QUEDEN MIS RECUERDOS

Imagen
Llegará un momento, un día en que ya nuestras fuerzas habrán alcanzado su máximo. En que nuestros ojos ya habrán visto lo suficiente, y estarán agotados. Nuestra voz será tenue y débil. Nuestros pasos disminuirán y pasaremos nuestros días en quietud, en reposo; solo nuestra mente será la que se mueva, tantas veces irá más rápido que nuestra voluntad, de querer andar, tocar y decir.  ¿Hemos pensado alguna vez en esto?  Que cuando todo en nosotros haya perdido su vigor, nuestra mente aún conservará nuestros recuerdos.  ¿Qué son nuestros recuerdos?  Toda nuestras vivencias, todo lo que hemos vivido junto a todos aquello que se relacionaron con nosotros, que dejaron marcas buenas o malas, con quienes hemos hecho la mitad de cosas en nuestras vidas, recuerdos que serán agrios, dulces, fuertes, débiles, de alegría o de gran tristeza.  Muchas veces me quedé observando a los ancianos.  Y a veces veía a algunos de ellos, con sus miradas idas, y de sus ojos salían lágrimas.  Yo pen

DE LO TEMPORAL A LO ETERNO

Imagen
  2 Corintios 4:18 “No mirando las cosas que se  ven , sino las que no se ven; Pues las cosas que se ven son temporales ; pero las que no se ven son eternas ” A quello que aún no veo: es lo Eterno Aquello que alcanzo a ver: es lo temporal Lo temporal, es para un tiempo, terminará, morirá. Lo temporal, me traerá aflicción, afán, in certezas. ¿ Por qué hay cosas por las que el hombre da todo lo que tiene por alcanzarlas? Porque tienen la apariencia o la fama de que su valor, su calidad o uso no terminará. (oro, plata, bienes materiales, casas…) Debo entender que así como son estas cosas materiales, así también es mi vida sobre esta tierra: PASAJERA De mi decisión depende que mi vida pase de ser efímera y pasajera, a  ser Eterna. Lo pasajero es temporal, y traerá dolor. ¿Cómo logro yo que mi vida no sea temporal? Buscando el reino de Dios, el Rostro de Dios. Mateo 6:33- 34 Lucas 12:30 No afanándo m e.  Mateo 6: 25-32 Cambiando el lugar de mi inversión ¿D

LOS QUE NOS VISITARON